Como organización comprometida con la sustentabilidad, buscamos agregar valor en los lugares donde operamos mediante programas de responsabilidad social enfocados en el desarrollo local como compras a proveedores locales, la contratación de trabajadores residentes y el apoyo a organizaciones humanitarias que desarrollan programas de ayuda en comunidades aledañas, afectadas por catástrofes y emergencias.

Asimismo, nos hacemos responsables de todos los impactos negativos significativos tanto reales como potenciales que genera nuestra actividaden instalaciones propias y de terceros, así como en las comunidades vecinas. Dichos impactos tienen que ver fundamentalmente con las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por el transporte de carga desde bodegas de proveedores, puertos y aeropuertos hasta las faenas e instalaciones de nuestros clientes mineros. Por otra parte, como usuarios de carreteras y autopistas somos fuente potencial de incidentes y accidentes de tránsito en las localidades por donde transitamos y operamos.

Nuestros esfuerzos para la generación de valor compartido se concentran en cuatro grandes áreas:

CUIDADO DEL ENTORNO TRANSPORTE SUSTENTABLE SEGURIDAD VIAL DESARROLLO Y AYUDA LOCAL
Medición de la huella de carbono. Renovación permanente de flota. Capacitación permanente. Compras a proveedores locales.
Certificación Carbon Neutral Office. Optimización de logística y procesos operativos. Control de tiempos de trabajo y descanso de conductores. Contratación de trabajadores residentes.
Gestión de residuos. Transferencias de estándares ambientales y de seguridad a subcontratistas. Control de velocidades en ruta. Programa +Responsabilidad.
Eficiencia energética. Prevención del consumo de drogas y alcohol.
Tecnologías para conducción segura.